Automedicación en mascotas con fármacos humanos

Alba Cuidado de la mascota, Cuidado del perro, Curiosidades Deja un comentario

5/5 (1)

Cuando nuestro perro se pone enfermo, lo más normal es que nos pongamos nerviosos sin saber qué hacer. Especialmente porque no sabemos muy bien qué es lo que le sucede. No obstante, estos nervios pueden llevarnos a tomar decisiones equivocadas como automedicar a nuestra mascota con fármacos humanos. Te diremos por qué esto no es una buena idea.

Por qué no medicar a nuestras mascotas con fármacos humanos

Sea por los nervios o por intentar evitar la temida visita al veterinario, muchas personas optan por dar medicamentos aptos solo para humanos a sus mascotas. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios es el ente autorizado para indicar qué medicamentos son para humanos y cuáles para perros u otros animales. La diferencia entre unos y otros radica en que nuestro organismo y el de nuestras mascotas no es igual.

Entre los medicamentos más usados para las mascotas se encuentra el ibuprofeno. Este puede ocasionar daños irreversibles en el organismo de tu perro o gato, pues no está preparado para asimilar sus componentes. Hay que entender que los medicamentos están compuestos por varios ingredientes que una vez han realizado su labor (calmar el dolor, eliminar una infección, etc.) deben ser expulsados por nuestro cuerpo. Esta expulsión suele suceder a través de la piel, la orina o las heces.

El problema existente es que las enzimas de nuestras mascotas son muy diferentes a las nuestras, así que la expulsión de estos componentes se les hace imposible. Se quedan en su cuerpo, provocando problemas de salud debido a su toxicidad.

Por lo tanto, lo mejor para saber cómo tratar los problemas de salud de nuestro perro, gato o cualquier otra mascota, es acudir a un veterinario o profesional. Siempre debes evitar automedicar a tu mascota con estos fármacos humanos:

  • Ibuprofeno, paracetamol, aspirina o cualquier otro tipo de antiinflamatorio.
  • Medicinas para la tos o para cualquier otro síntoma relacionado con el resfriado o la gripe, especialmente aquellos que contienen pseudoefedrina.
  • Medicinas para tratar la diabetes.
  • Antidepresivos y medicamentos para tratar el déficit de atención.
  • Relajantes musculares; los que contienen baclofeno son de los más peligrosos.
  • Productos tópicos (cremas) que contengan fluorouracilo. Podría causarle la muerte.
  • Medicamentos para tuberculosis.
  • Vitaminas. Este es uno de los medicamentos humanos que más se dan a las mascotas, creyendo que por ser naturales no les causarán daño. Pero es un error, pues los animales necesitan dosis distintas a las nuestras.

Fármacos humanos que sí se usan en mascotas

La ciencia ha avanzado mucho en los últimos años, tanto en la medicina humana como en la animal. Se han probado diversos fármacos humanos en mascotas que han resultado muy útiles en los tratamientos contra el cáncer, por ejemplo. También se han usado algunos antidepresivos que han conseguido paliar problemas de conducta, agresividad y ansiedad de separación.

No obstante, que este tipo de medicamentos funcione en animales no nos da derecho a automedicar a nuestras mascotas con fármacos humanos. Estos siempre deberán ir con receta médica después de que nuestra mascota haya sido analizada por un veterinario.

Dónde encontrar medicinas para perros

Como te hemos comentado, si tu mascota sufre algún dolor o síntoma, siempre, y repetimos, SIEMPRE, debes llevarlo primero al veterinario para que sea él quien determine qué le sucede y qué tratamiento seguir.

Los medicamentos que necesite tu mascota podrás encontrarlos en tiendas especializadas, como la nuestra, donde tenemos un amplio surtido de fármacos para mascotas que tratan distintos problemas como el dolor, la diarrea y los problemas intestinales o de parásitos externos. También tenemos una amplia gama de vitaminas para mascotas que le darán la energía necesaria y los nutrientes que le hacen falta para estar sano y feliz.

Cuidar de nuestros amigos peludos es nuestra responsabilidad, por lo que nunca debemos medicar a nuestras mascotas con fármacos humanos y mucho menos sin que el veterinario haya determinado cuál es el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *