Cómo ejercitar a tu perro dentro de casa

Alba Adiestramiento Canino, Adiestramiento de la mascota Deja un comentario

4.5/5 (2)

Mens sana in corpore sano. Este es un lema muy sonado que solo quiere dar a entender que es tan importante el ejercicio físico como el ejercicio mental. Esto es también muy cierto en el caso de nuestras mascotas.

Es posible que tengas muy claro que tu perro necesita hacer ejercicio a diario para que sus músculos, articulaciones y huesos estén sanos y fuertes. Te esfuerzas por sacar tiempo para ello y por ello ¡te felicitamos! Pero, ¿sabías que también debes ejercitar a tu perro mentalmente? Te vamos a decir cómo hacerlo en casa cómodamente.

Importancia de ejercitar a tu perro mentalmente

El ejercicio mental es muy importante para los perros por varias razones:

    • Estabilidad. Aunque es cierto que el entorno en el que vive le aporta la estabilidad necesaria para ser un animal feliz y equilibrado, ejercitar su mente propiciará este sentimiento.
    • Evita conductas destructivas. Ejercitar a tu perro mentalmente evitará que pueda tener conductas destructivas y/o compulsivas.
    • Le enseña a obedecer. La obediencia será un concepto más fácil de entender si realizáis juntos ejercicios de este tipo.
    • Se fortalecerá vuestro vínculo. Cuanto más tiempo pases con tu mascota, más os acercaréis el uno al otro. El esfuerzo, el empeño y el tiempo que inviertas en estas actividades dará su buen fruto en vuestra relación.
    • Aumenta su inteligencia.
    • Previene problemas cognitivos.

Como ves, son muchas las razones por las que es importante ejercitar a tu perro en casa. Pero, ¿cómo hacerlo?

Ideas para ejercitar a tu perro mentalmente

Hay distintos juegos y juguetes con los que ayudar a tu perro a mejorar su sistema cognitivo y lograr así tener una mascota equilibrada y feliz. En nuestra sección de juegos de Petsonic, encontrarás algunos juguetes que te serán de ayuda.

Estas son algunas ideas:

  • Juguetes Kong. Los Kong se han puesto de moda, no solo porque a nuestros perros les encantan, sino porque, además, son una excelente manera de que el perro ponga en práctica sus habilidades cognitivas. Se trata de esconder comida dentro con el fin de que tu mascota encuentre la manera de sacarla. Te aseguramos que no es fácil, pero tu amigo disfrutará de lo lindo mientras lo hace. Si quieres darle aún más emoción al juego, esconde varios Kong por la casa con comida para que tu peludo los encuentre. En la sección de juguetes de Petsonic, también encontrarás juguetes tipo Kong acuáticos, para darle más emoción al juego.
  • Frisbees. Es uno de los juguetes más clásicos, pero no por ello hay que menospreciarlo. Jugar al frisbee con tu perro le ayudará a incrementar su capacidad de concentración, además de beneficiarle físicamente. En nuestra sección de juguetes tenemos varios tipos para elegir.
  • Pelotas. Las pelotas pueden parecer algo sencillo, pero hoy existen distintas variedades en el mercado, como algunas con una cuerda para jugar con tu perro y ‘obligarle’ a pensar cómo atraparla. En la sección de juguetes de Petsonic tenemos un innovador juguete con el que podrás pasar muy buenos ratos con tu mascota: ¡una bazooka lanzadora de pelotas! Pon a prueba su rapidez.
  • Juegos de inteligencia. En este sector hay mucho para elegir, desde juegos con pequeños cajones en los que esconder comida, hasta otros en los que tendrá que deslizar piezas para obtener su recompensa. Uno de los más sencillos y conocidos para empezar es el tic tac, un tablero con aperturas que se giran y expenden golosinas.
  • Juegos caseros. Si no puedes gastar dinero en juguetes, también puedes fabricar los tuyos propios. Estas son algunas ideas de cómo, con muy poco, también podrás ejercitar a tu perro en casa:
  • Trilero. ¿Te acuerdas del famoso truco de ‘dónde está la bolita, ¿aquí o aquí?’. Pues ahora puedes hacer lo mismo con tu mascota. Escoge tres recipientes iguales, como por ejemplo, tres botes vacíos de yogur, y pon una golosina en uno de ellos. El olfato de tu perro sabrá cuál es y te lo indicará con su pata. Por supuesto, está de más decir que cuando lo encuentre debes darle su premio.
  • La obediencia. Solo invierte tiempo en enseñar un truco a tu perro como dar la pata, girarse o tumbarse. Pon una golosina en tu mano, deja que la huela y luego enséñale la orden. Cuando consigas que te obedezca, aunque no sea del todo, dale su premio. Sigue intentándolo hasta que logres tu objetivo. Hazlo en sesiones cortas.

Estas son solo algunas ideas, pero si pasas por nuestra sección de juegos y junto con tu imaginación, ¡seguro que se te ocurren muchas más! Ya has visto que los beneficios de ejercitar a tu perro mentalmente bien merecen la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *