Depresión postvacacional en mascotas

Alba Cuidado de la mascota, Cuidado del gato 2 Comments

Aún no hay valoraciones.

Tras unos días de relax y desconexión junto a la compañía de nuestras mascotas siempre cuesta volver a la rutina. Perros y gatos se acostumbran a disfrutar casi todo el tiempo de nuestra compañía y por eso, cuando debemos volver al trabajo, nuestra ausencia les afecta de un modo más pronunciado.

perro sofa vacaciones

Tanto a perros como a gatos les resulta imposible comprender porque disponemos de unos días al año en los que les dedicamos más atención y pasamos muchas más horas junto a ellos: largos paseos, siestas compartidas, sesiones de juegos. Les es difícil gestionar nuestra ausencia cuando volvemos a la rutina. Por eso, para evitar que se depriman o padezcan algo de ansiedad, es recomendable seguir algunas pautas:

 

  • Control de esfínter. Hemos estado unos días de ruta por la montaña o en una casa con terreno y el perro se ha acostumbrado a hacer sus necesidades en el momento en el que las tenía. Volver a la rutina de paseos más cortos y no tan numerosos puede que te sorprenda con alguna gotita en el suelo. Debemos ser más generosos al inicio con el tiempo de éstos para que el perro pueda irse adaptando de nuevo.
  • Reclamo constante de atención. Nuestras jornadas laborales pueden implicar una ausencia muy prolongada y por eso cuando llegamos de nuevo a casa, nuestros gatos y perros están muy pendientes de nosotros, buscando afecto y mostrándose muy cariñosos. No debemos hacerles “grandes fiestas” al llegar o salir del hogar para que normalicen la situación. Sin embargo,  cuando la mascota esté más relajada es bueno que dediquemos un rato exclusivamente a ella.

gato cariñoso

 

  • Actividad física. Puede que este verano hayamos disfrutado de largas caminatas, juegos y más actividad física de lo normal que rebajamos drásticamente una vez volvemos a la rutina. Lo ideal es intentar dar un buen paseo al perro antes de salir de casa e irlo ajustando progresivamente a los tiempos habituales. Pasear genera endorfinas en el perro, las llamadas “hormonas de la felicidad”. Estas ayuda a combatir el estrés y la tristeza generada por la “pérdida”.

 

Estableciendo de nuevo la rutina

Es recomendable intentar volver a casa unos días antes de incorporarnos al trabajo para empezar a establecer las rutinas habituales con el perro. Horarios y tiempos de paseos, comidas y momentos en los que estar solo. Todos estos métodos preventivos evitarán que nuestra mascota pueda sufrir estrés por separación y les ayudará a gestionar mejor el temido septiembre. En caso de que los síntomas de tristeza y apatía se prolonguen más de dos semanas, recomendamos llevarlo al veterinario.

 

perro deprimido

 

Comments 2

    1. Post
      Author

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *