La Navidad vista por tu mascota

Alba Sin categorizar Deja un comentario

Aún no hay valoraciones.

La Navidad ya está aquí y queremos que sea perfecta también para nuestra mascota. Árboles decorados, luces de colores y deliciosas comidas que completan unos días muy familiares en los que nuestro amigo peludo no puede faltar.

Hoy os presentamos algunos consejos para poder disfrutar de unas navidades seguras y tranquilas junto a vuestra mascota.

 Adornos navideños

Nuestras mascotas suelen percatarse de los cambios decorativos que se producen durante estas fechas en nuestra casa, especialmente los gatos. Los peludos sienten mucha curiosidad por todos los adornos que acabamos de instalar a su alrededor y por eso rápidamente se deciden a curiosear, pudiendo dar resultados imprevistos como estos.

 

animals-destroying-christmas-fb1

 

Si nos ponemos a buscar soluciones para que nuestra mascota deje de molestar el árbol podemos encontrar casos muy peculiares y divertidos como estos:

 

arbol-navidad-anti-gato

 

Las travesuras navideñas de tu mascota ¡no deben hacerte perder la cabeza! y basta con señalar su mal comportamiento justo en el momento en el que lo están desarrollando. Estas pequeñas maldades suelen ser signos de aburrimiento, por lo que podemos dedicar más tiempo a jugar y ejercitar a nuestras mascotas para que los adornos navideños dejen de llamar su atención.

Las mascotas y la comida navideña

Turrones, caldo, canelones, carne asada… Si por algo destaca la navidad es por los excesos de comida, que pueden verse reflejados también, en la dieta de tu mascota. Queremos contentar a nuestro peludo ofreciéndole un poco del menú del día, pero ¡atención!
Debemos tener cuidado con la cantidad y el tipo de alimentos que le dejamos comer. Los perros y gatos no digieren nada bien el chocolate, las uvas, nueces, pasas, cebolla o cualquier ración con mucho azúcar o sal. Los huesos de pollo cocinados tampoco son buenos pues al partirse fácilmente pueden convertirse en astillas y dañar el intestino de tu mascota.

 

pollo-perro-navidad

 

Plantas navideñas peligrosas

La poinsettia es una planta muy regalada en Navidad pero debemos tener mucho cuidado, pues la savia que desprenden sus hojas puede irritar la boca y la piel del perro. Se trata de un líquido blanquecino que se encuentra en el interior de la planta y que no es mortal pero produce erupciones en la epidermis.

Por otro lado el múerdago y el acebo son dos plantas muy parecidas y más peligrosas que la poinsettia. Su consumo puede provocar diarreas y vómitos, y será urgente que acudas a un veterinario.

 

ponsettia-muerdago

 


La Navidad
está pensada para el disfrute de todas las personas, pero es nuestra responsabilidad que también sean días agradables para nuestros animales. Esperamos que estos consejos sean útiles y ahora sí, a disfrutar la navidad con toda la familia.

Desde Petsonic te deseamos ¡unas felices fiestas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *