La preparación del perro de deporte y de trabajo

Alba Adiestramiento Canino, Alimentación del perro Deja un comentario

Aún no hay valoraciones.

Los perros de deporte y de trabajo son verdaderos atletas. Y como cualquier atleta, necesitan una condición física adecuada con su disciplina o su actividad. ¡Descubramos la preparación de estos perros extraordinarios!

Para lograr su máximo rendimiento, el perro de deporte y de trabajo está condicionado por cuatro factores: la selección genética, la relación con su guía, el entrenamiento y la nutrición.

La selección genética

Al contrario de lo que ocurre con otros animales domésticos, la revolución de los métodos y técnicas de mejora genética todavía no ha llegado al ámbito canino. Esto se debe sobre todo a que el estatus socioeconómico del perro, en los países industrializados, es totalmente diferente al de otros animales de ganadería. Esta idea determina la orientación genética principal de la especie canina, que se caracteriza por una diversidad morfológica intencionada y orientada en primer lugar a criterios estéticos. La selección de reproductores caninos se basa en los resultados del trabajo, es decir, no es una ciencia exacta y frecuentemente está basada en la observación y experiencia.

chien sportif 2

La relación psicológica con el guía

El tipo de relación entre el hombre y el perro es determinante a la hora de cumplir con una tarea en situaciones extremas. El perro gestiona mejor el sobreesfuerzo si existe entre ellos una relación basada en estímulos positivos. De este modo, los perros trabajan durante más tiempo en condiciones difíciles y ofrecen mejores resultados gracias a los ánimos del guía.

perro de deporte braco nieve

El entrenamiento

La preparación física permite prevenir lesiones y optimizar los rendimientos físicos y mentales del perro de deporte y de trabajo. Es imprescindible adoptar un plan de entrenamiento estructurado y de forma continua para acceder a una carga  progresiva y creciente.

La fase de calentamiento es importante antes de cualquier esfuerzo proporcionado por el perro: una serie de estiramientos y flexiones musculares seguida de un juego que permita estimular la motivación y a la vez sus músculos.

Cada sesión de entrenamiento debe desarrollar las aptitudes que predominan en la actividad física para la que el perro tiene que estar preparado como la resistencia, la potencia, la velocidad, la agilitad o la coordinación.

No hay que descuidar tampoco la fase de enfriamiento después de un período de trabajo o competición: una serie de ejercicios muy ligeros que permitan conservar la circulación sanguínea suficiente a nivel muscular y que ayude a evacuar los desechos acumulados durante el esfuerzo (toxinas, acido láctico, etc.).

De esta manera, el perro sufre menos fatiga muscular, está en mejor forma y mejor preparado para las futuras competiciones o trabajos.

Durante el periodo de recuperación, no tenemos que romper totalmente con el entrenamiento. Podemos disminuir pero no parar por riesgo de perder las capacidades del perro.

perro de deporte nadar labrador

 

La nutrición

El perro de deporte y de trabajo necesita una alimentación específica y adecuada porque influye en la intensidad de los esfuerzos que realice. Es recomendable proporcionarle alimentos secos, específicos, muy digestibles, consumidos en pequeño volumen y que se elimine en las heces en menor cantidad.

Cuanto más largo sea el esfuerzo, más rico en materias grasas deberá ser el alimento, entre un 16 y un 20% para perros que hacen esfuerzos de resistencia.

Esa alimentación ayudará también a prevenir numerosos problemas como la deshidratación.

 

chien friandise

 

Un plan de entrenamiento adecuado y razonado, un entorno psicológico tranquilo y estable, sobre todo, una alimentación adaptada serán las claves para prevenir los problemas relacionados con el estrés por esfuerzo o el sobreentrenamiento del perro.

 

perro de deporte y trabajo pug

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *