Las cafeterías para gatos

Alba Alimentación del gato Deja un comentario

5/5 (1)

Tomar un refresco, charlar con los amigos o leer el periódico rodeado de gatos. Todas estas escenas son de lo más común en las cafeterías con gatos, donde la idea es que el cliente se relaje y pase un rato agradable disfrutando de la compañía de estas mascotas.

 

El primer Cat Café nace en Taiwan en el año 1998, con la idea de ofrecer a los chinos un lugar cómodo y tranquilo donde pasar tiempo con los felinos, puesto que el gobierno del país pone muchas trabas para poder tener una mascota en un piso o apartamento pequeño.
Taipei’s Cat Flower Garden empezó siendo una peculiar cafetería para los habitantes de la zona, pero con el tiempo aumentó su clientela hasta convertirse en lugar turístico visitado por locales y extranjeros. El establecimiento cuenta actualmente con 15 gatos que se pasean libremente por el local, frotando su lomo entre las mesas o dormitando en las sillas de la sala. Un modelo de negocio que ha marcado tendencia y se ha extendido por todo el mundo, llegando a Europa a inicios de 2011.

 

taipei cat cafe

 

A día de hoy podemos encontrar un Cat Café en varias ciudades como Madrid, Barcelona, París, Londres o Budapest y la mayoría funcionan como casas de acogida. El precio de la entrada suele rondar entre los 3 y los 5 euros, con consumición incluida. Dentro podemos encontrar espacios donde sentarnos a comer y tomar algo pero también zonas con rascadores y juguetes en las que divertirse con los felinos.

La idea de estos establecimientos es acercar a la gente al mundo felino, invitándolos a conocer a estos pequeños y a fomentar que se relacionen, que de bien seguro será beneficioso para ambos. Muchos de los Cat Café no solo ofrecen una carta de bebida y pastas, sino que también disponen de otra donde presentan a los habitantes peludos del lugar, para fomentar su adopción.

Los gatos que pasan a habitar un Cat Café no suelen tener familia, llegan de situaciones complicadas y en este tipo de cafeterías se les da la oportunidad de estar en un lugar cómodo y tranquilo mientras esperan la oportunidad de encontrar un hogar definitivo.

 

Cafetería-para-gatos

 

Los cafés con gatos también disponen de unas normas sobre el funcionamiento del establecimiento, en las que destacan sobretodo unas pautas a seguir con los felinos para promover la buena convivencia. Por ejemplo, se prohíbe alimentarlos con las pastas y dulces de la tienda, debe respetarse su descanso y no tener actitudes bruscas con ellos.

Desde Petsonic os animamos a pasar un rato en alguno de estos establecimientos y a disfrutar de una merienda o almuerzo con la mejor compañía. En España podréis encontrar espacios como La Gatoteca, ubicada en el centro de Madrid o Espai DeGats en Barcelona.  Una experiencia grata que seguro que dará mucho que contar.  Y aunque suene contradictorio: ¡aquí sí que hay gato encerrado!

 

A cat lies on a chair in the first cat cafe in Amsterdam, the Netherlands, on April 21, 2015. Already popular in Tokyo where there are dozens, cat cafes allow customers who cannot have a pet at home to enjoy a cup of something hot with a purring cat perched on their knees. AFP PHOTO /ANP / KOEN VAN WEEL -NETHERLANDS OUT- (Photo credit should read Koen van Weel/AFP/Getty Images)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *