Maneki-Neko, el gato que rebosa suerte

Alba Curiosidades, Petrazas gato Deja un comentario

Aún no hay valoraciones.

Seguramente has visto en más de un establecimiento u hogar al famoso gato de la suerte que, desde Japón, se ha extendido por todo el mundo. Te invitamos a conocer sus leyendas y significados según su aspecto.

¿Qué representa el Maneki-Neko?

El Maneki-Neko, conocido mundialmente como “gato de la fortuna”, es un amuleto de la suerte de origen japonés muy popular por traer buena suerte a quien lo posee. Su nombre se compone del verbo maneku, invitar o atraer, junto con el sustantivo neko, gato, es decir, gato que invita o atrae.

Esta escultura representa a la raza Bobtail japonés con una pata o incluso dos levantadas a la altura de la oreja y con la palma hacia delante, un gesto japonés para invitar a alguien a acercarse a nosotros.

Leyendas sobre el gato de la fortuna

No se conoce a ciencia cierta el origen del gato de la fortuna, pero en algunos grabados y pinturas de entre el siglo XVll y mediados del XlX, estos felinos ya aparecían junto a comerciantes, por lo que es fácil creer que su aparición es aún más antigua.

Muchas leyendas tratan de explicar el origen de este felino, pero la del templo Gotokuji en Tokio es la más conocida:

“Un señor feudal fue sorprendido por una tormenta mientras se encontraba de caza. Desesperado por encontrar refugio bajo un árbol, vio como una gata blanca con manchas negras y marrones le hacía señas con la pata, como indicando el camino hacia el templo donde se encontraba. Minutos más tarde un rayo cayó en el árbol. El dueño del gato, un monje, acogió al señor feudal, ofreciéndole cobijo, té y dedicándole sermones. El señor feudal se presentó como Naotaka, señor de Hikone, y como señal de agradecimiento donó a este templo enormes campos de arroz y tierras de cultivo, trayendo prosperidad y riqueza.”

Otra leyenda conocida

“En un pueblo llamado Imado, en el este de Tokio, vivía una mujer mayor quien se vio obligada a vender a su apreciado gato a causa de su extrema pobreza. Una noche, mientras la señora dormía, el gato se le apareció en un sueño y le dijo que hiciera una figura de arcilla con su aspecto. Ella creó la estatua tal y como el gato le había indicado y la vendió. Al ver el éxito que produjo en la gente, siguió creando y vendiendo más. La anciana se volvió tan popular, que pronto se hizo próspera y rica.”

Colores y significados

Las esculturas de este gato varían en función del color y la pata que tienen levantada. Su significado es distinto para cada una.

Según la posición de la pata:

Pata derecha levantada: trae buena suerte y dinero.

Pata izquierda levantada: atrae clientes.

Las dos patas levantadas: representa protección.

Según su color:

Blanco: pureza y felicidad.

Dorado o plateado: riqueza y prosperidad en los negocios.

Rojo: protección del mal y la enfermedad.

Rosa: amor, relaciones y romance.

Verde: salud, seguridad del hogar y éxito en los estudios.

Azul: hace realidad los sueños.

Calico (pintado de tres colores): buena suerte, riqueza y prosperidad.

Según el accesorio (solo en ocasiones):

Koban (antigua moneda japonesa): buena suerte.

Mazo de dinero: riqueza.

Carpa: abundancia y buena suerte.

Cuenta o joya: atraer dinero o sabiduría.

Amuletos la suerte en otros países

Alrededor del mundo existen otros amuletos relacionados con los animales, aquí tienes algunos ejemplos:

Elefantes: estas figuras de procedencia hindú se utilizan en los rituales como signo de prosperidad representado por el dios “Ganesha”. Son muy populares y un símbolo de fuerza, potencia, estabilidad y sabiduría. Tienen una función similar a los Maneki-Neko, pero a la inversa, se colocan en las entradas de establecimientos y hogares, pero con la función de disuadir la mala suerte.

Torito de Pucará: esta pieza de cerámica es un símbolo de protección, felicidad y fertilidad en la vida matrimonial. Se colocan en techos y en las entradas de muchos pueblos sureños andinos del Perú.

Escarabajo: este amuleto aparece en jeroglíficos y esculturas desde el Antiguo Egipto. Actualmente es popular por la creencia en que protege contra las enfermedades y la muerte.

Ranas: esta escultura tiene varios simbolismos. En Egipto se relaciona con la renovación de la vida y la fecundidad. En cambio, para los cristianos representa la idea de la resurrección.

Caballo de Dalecarlia: esta figura nació como un juguete para los niños en la provincia de Dalecarlia, pero actualmente es uno de los suvenires preferidos de los turistas que visitan Suecia. Tiene un simbolismo de fuerza, fidelidad y sabiduría.

 

Cuéntanos en los comentarios si conocías sus significados y si tienes uno en tu hogar o establecimiento comercial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *