Miedo del perro a los petardos

Alba Sin categorizar Deja un comentario

Aún no hay valoraciones.

Aprende las herramientas que os ayudarán a combatir el miedo del perro a los petardos en estas fechas de celebraciones sin fin ¡No más miedos!

La Navidad para muchos es una época del año sin igual, ya que aprovechamos para estar en familia, reencontrarnos con amigos y celebrarlo con regalos y ¡mucha comida! Pero lo cierto es que para nuestros perros esta época de fiesta es como la criptonita para Superman. Los petardos, fuegos artificiales y sonidos estruendosos, representan una auténtica amenaza.

En Petsonic queremos que aprendas a conocer mejor a tu perro y, tengas a la disposición las herramientas necesarias para que tu SuperPet no lo pase tan mal.

Miedo_a_los_petardos_4_Petsonic

Miedo a los petardos

Las fobias o miedos en las mascotas generalmente se asocian a sonidos fuertes como truenos, petardos o disparos y, como en nosotros, tienen relación con cosas que no representan un peligro real. Como bien sabemos, los perros tienen una sensibilidad auditiva muy superior a la de los seres humanos, es normal que si el peludo nunca ha tenido relación con estos estímulos, sienta pánico al enfrentarse a ellos; pensemos que es como si de repente nos encontramos frente a frente, con un león en posición de ataque.

Miedo_a_los_petardos_3_Petsonic

¿Qué causa este miedo?

A diferencia de muchos otros comportamientos y patologías, el miedo en los perros no responde a una raza o edad específica, sino que tiene que ver con:

– Factores Hereditarios: científicos han demostrado que entre el 40 y 50% de los perros con miedos lo heredan de padres miedosos.

– Socialización deficiente: la socialización es el período de aprendizaje más importante en la vida del cachorro, debido a que es cuando aprende los comportamientos con los que se relacionará en su futuro con la familia, con otros animales y con el entorno.

Cuando este proceso es deficiente y la mascota no tiene relación con sonidos fuertes, tiende a manifestar un miedo excesivo e incluso conductas destructivas.

– Experiencias traumáticas: un peludo pudo haber sufrido una experiencia que lo llenó de miedo y ello, condicionará el afrontamiento de la misma situación en cualquier momento de su vida.

– Refuerzo Involuntario: aunque no lo creas, como padres perrunos, podemos estar reforzando positivamente la conducta del miedo sin saberlo. Los perros pueden aprender a tener miedo y exagerar la situación,  en busca de palabras dulces y mimos.

Miedo_a_los_petardos_6_Petsonic

Síntomas

Tu SuperPet te avisará si tiene miedo con alguno de los siguientes síntomas:

– Búsqueda desesperada de un refugio.

– Temblores intensos.

– Aullidos o gemidos.

– Hacerse pipi o caca.

– Conductas destructivas.

– Buscar contacto su amo.

– Jadeos y respiración acelertada.

– Deambular de un lado a otro compulsivamente.

¿Qué hacer para disminuir el problema?

– Aliviar el miedo y ofrecer un lugar seguro: trata de actuar con normalidad, para que el animal entienda que no pasa nada grave. Además ofrécele un lugar seguro donde refugiarse rociado con Adaptil.

– Modificación de conducta o desensibilización sistemática: este entrenamiento necesita ser guiado por un profesional, experto en conducta animal (etólogo), ya que se utilizarán técnicas en las que se expone al animal al estimulo causante del miedo. Sólo alguien con preparación previa sabrá cómo hacerlo de manera gradual y en qué medida asociarlo con estímulos positivos como juegos o snacks. Así el perro aprenderá a no reaccionar de manera agresiva o miedosa a los ruidosos petardos.

Te recomendamos que se haga en épocas no festivas y con tiempo de antelación.

Miedo_a_los_petardos_2_Petsonic

¡Stop! Cosas que no puedes hacer

Muchas veces por desconocimiento reaccionamos sin saber, lo que puede agravar y reforzar el miedo a los petardos.

Evita:

– Obligar al perro a estar quieto ya sea con órdenes o amarrándolo.

– No premiarlo cuando reaccione con temor, ya que lo entenderá como una recompensa.

– Tampoco castigarlo por tener miedo.

– No obligarlo a meterse en un transportín o habitación cerrada.

– No expongas al animal al causante del miedo.

En todo caso siempre podrás consultar con nosotros tus dudas o acudir directamente a tu veterinario.

¿Qué herramientas te han servido con tu perro para combatir el miedo a los petardos?

¡A la batalla!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *