Perros y lobos

Carlos Vidaller Santos Curiosidades Deja un comentario

4.83/5 (6)

Seguramente al ver algunas razas de perros, como el Alaskan Malamute no puedes evitar pensar en lo mucho que se parecen a los lobos. Te invitamos a descubrir la relación que existe entre estos peludos.

¿Los perros descienden de los lobos?

Existen diferentes opiniones con respecto a si estas especies son en realidad la misma con una evolución distinta o si se trata de dos especies diferentes. Históricamente el nombre científico de ambos ha tenido en común la palabra canis (del latín “can”), solo que el perro es conocido como canis familiaris y el lobo como canis lupus. Ha habido, sin embargo, un grupo de científicos que opina que ambos tienen suficientes cosas en común como para ser considerados una misma especie y han intentado reclasificar al perro como una especie dentro de la de los lobos llamándolo canis lupus familiaris.

Semejanzas entre perros y lobos

Se sabe que en ambas especies el período de gestación dura lo mismo y las crías nacen ciegas y sordas. Los dientes de leche de los cachorros de ambos hacen su aparición en el mismo orden y las mudas de pelo se producen de manera muy similar. Además, el lobo y el perro pueden aparearse dando como resultado una descendencia fértil y saludable, algo que no suele ocurrir con el apareamiento entre especies diferentes.

En cuanto al comportamiento de ambos, los gestos, el olor y los mecanismos de comunicación relacionados con las expresiones faciales, el uso de la cola, el cuerpo y la voz, son muy semejantes. Se observa también, en los perros domésticos, que la manera de tratar a sus propietarios se asemeja mucho a la forma en la que los lobos de la manada se relacionan con el macho alfa, llegando a usar los mismos mecanismos de comunicación en ambos casos.

Diferencias entre ambos

Ante todo, el lobo es un animal salvaje, curioso e inquieto. A diferencia de los perros, estos animales no han ido acostumbrándose a los humanos a lo largo de las generaciones y, si bien algunos pueden resultar sociables con las personas, de ninguna forma son animales que puedan encerrarse en un hogar. Por una parte, es imposible enseñarles a  respetar el mobiliario y a las otras mascotas que pudiera haber en la casa; y, por otra, al ser un animal acostumbrado a andar muchos kilómetros, el sentirse encerrado puede volverlo agresivo e irritable y, por lo tanto, peligroso.

Físicamente se diferencian en que la boca del lobo es más prominente que la del perro y su cola cuelga cuando el animal se encuentra en reposo. El lobo, además, tiene una glándula que en los perros puede no encontrarse o no estar de manera funcional, que lo hace mucho más sensible olfativamente. Por otra parte, la madurez sexual y reproductiva de los lobos llega a los dos años de vida del animal y solo puede tener crías una vez por año, cuando los perros alcanzan una madurez reproductiva a una edad más temprana y pueden tener dos camadas por año. Muchas de las diferencias entre ambas especies se deben a la cría selectiva que el ser humano ha ido realizando de los perros a lo largo del tiempo.

¿Los lobos pueden ser mascotas?

Existe un mercado para todo, incluso, para quienes piensan que tener un lobo como mascota es una buena idea. Hay personas que creen que un lobo será mejor guardián que un perro, sin embargo, el lobo no es un animal que se pueda domesticar. Es más, en muchos países la tenencia de lobos o híbridos de lobos está penalizada. Intentar domesticar un lobo siempre termina de manera negativa tanto para el animal como para sus dueños.

¿Es buena idea cruzar perros y lobos?

Como legal y prácticamente no es posible tener lobos como mascotas, mucha gente intenta buscar un perro con aspecto de lobo que pueda tener como mascota. Sin embargo, la combinación de ambas especies puede dar como resultado un animal realmente peligroso. De esta hibridación resultará un animal de marcada agresividad, imposible de domesticar y, probablemente, con una inclinación a rechazar a los humanos.

¿Conocías la relación entre los perros y los lobos? ¿Tienes algún dato más sobre este parentesco? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *