Perros y presidentes norteamericanos

Carlos Vidaller Santos Curiosidades Deja un comentario

4.56/5 (9)

Seguramente sabes que los presidentes tienen una primera dama, pero ¿sabías que la Casa Blanca también ha sido el hogar de muchos peludos que han acompañado a los diferentes líderes estadounidenses?

Perros y presidentes de los Estados Unidos

Así como te contamos sobre los perros más famosos del cine y la literatura, en este artículo te lo contaremos todo sobre algunos de los peludos que han estado al lado de los líderes de una de las potencias mundiales, Estados Unidos. Así es, el jardín de la casa más famosa de EE. UU. ha sido testigo de los juegos y paseos de muchos canes. Aquí vamos con los más conocidos.

 

Laddie Boy, la perrita de Warren Harding

Este Airedale Terrier fue la mascota del presidente Warren Harding, que gobernó entre 1921 y 1923, año en el que murió. Fala, como también se conoció a este can, llegó a la Casa Blanca con tan solo seis meses de edad y lo hizo con una gran entrada, ya que siguiendo la petición de Harding -quien quería que le avisaran cuando llegara su mascota- se interrumpió una reunión de gabinete para que ambos pudieran saludarse. La relación entre ellos fue tan cercana que se cree que el perro intentó advertir a su amo que estaba a punto de morir, ya que pasó tres días seguidos aullando antes de que al presidente le diera un ataque al corazón.

 

Rob Roy, siempre al lado de Calvin Coolidge

“Un hombre a quien no le gusten los perros y no quiera tenerlos cerca no merece estar en la Casa Blanca”. Así lo afirmaba el presidente Calvin Coolidge, dueño de más de doce perros, entre los cuales tuvo como favorito a Rob Roy, un collie blanco, adquirido por Grace, la primera dama. Debido al disgusto que le causaban las ardillas que pasaban por el parque de la Casa Blanca, Rob Roy dormía en la habitación presidencial. Este peludo fue el primer perro que formó parte de una foto oficial de la familia presidencial.

 

Pushinka, el perro de Caroline Kennedy

Este peludo esponjoso de raza mixta fue un regalo del líder soviético Nikita Khrushchev a la pequeña Caroline Kennedy. En ruso, el nombre de este perrito significa “esponjoso” y describía perfectamente el aspecto del can, que arribó a la casa presidencial cuando tenía seis meses y llevando su propio pasaporte ruso, en el que se especificaba que era un perro sin pedigrí.

 

Liberty y Gerald Ford

Esta golden retriever, la mascota del presidente Gerald Ford, fue portada de revista cuando dio a luz a una camada de nueve cachorros en la casa presidencial. Esta perrita fue el regalo de su hija Susan a la pareja presidencial ya que ambos estaban enamorados de la raza y habían perdido a una de sus mascotas poco antes de que comenzara el mandato.

 

Bo, el perro de aguas de la familia Obama

Este perro de agua portugués se ganó su lugar en la Casa Blanca durante la presidencia de Barack Obama gracias a una promesa que el mandatario había hecho a sus hijas Sasha y Malia, comprarles un perro si ganaba las elecciones. Este perro, que había sido bautizado como New Hope (nueva esperanza) por sus criadores, había sido adoptado por otra familia y luego devuelto al criadero por razones poco claras. ¿Quizás estaba destinado a ser una mascota famosa? Este peludo se convirtió en una figura popular entre los niños hasta el punto de que se escribieron libros infantiles en su honor, entre ellos, First Dog (Primer Perro) y Bo, America’s Commander in Leash (Bo, Líder Americano con correa).

Estos son solo algunos de los perros que la casa presidencial estadounidense ha visto crecer hasta el momento, ya que el actual presidente, Donald Trump no tiene ninguna mascota. ¿Quizás teme que lo superen en fama?

 

¿Los presidentes de tu país han tenido mascotas? Cuéntanos en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *