Petraza: Lebrel italiano

Alba Razas de Perros Pequeños Deja un comentario

Aún no hay valoraciones.

Te invitamos a descubrir al Lebrel italiano, un pequeño peludo que apareció hace cientos de años y que es el más rápido de los perros de raza mini.

Historia del Lebrel italiano

A pesar de su apariencia tierna y frágil, esta raza ha sobrevivido los embates de dos milenios. La evidencia arqueológica indica que los primeros ejemplares existieron en lo que actualmente es Turquía y Grecia, cuando el Imperio Romano aún dominaba el Mediterráneo. El nombre se debe a que la raza se popularizó en Italia durante el Renacimiento; en ese entonces, tener una de estas miniaturas era un signo de estatus entre la nobleza y los aristócratas. El American Kennel Club registró la raza en 1886. Casi a punto de desaparecer por las guerras mundiales, como muchas razas europeas, los lebreles lograron sobrevivir al otro lado del océano gracias a los estadounidenses amantes de este pequeño perro.

Carácter del Lebrel italiano

Este pequeño se caracteriza por ser muy sensible, por lo que es recomendable no levantar la voz y mantenerlo a resguardo de las situaciones que puedan causarle estrés. Por este motivo puede no ser la mejor opción para familias con niños. El Lebrel italiano es muy tranquilo, no ensucia y no ladra demasiado. Pero no por eso deja de disfrutar del juego, de correr y trepar. Es un perro ideal para la compañía ya que es amigable, cariñoso con sus dueños y muy obediente.

Características físicas del Lebrel italiano

Cabeza: angosta y larga. Cráneo casi achatado.

Cuerpo: de largo mediano, baja hacia la grupa. Pecho angosto y profundo.

Orejas: pequeñas y de textura fina. Tiradas hacia atrás y dobladas cuando no está alerta.

Color: se aceptan todos.

Pelo: corto y brillante como el satén. Suave al tacto.

Cola: de implantación baja. Delgada y terminada en una fina punta.

¿Sabías que…?

Debido al auge que tuvo la raza en el renacimiento italiano por ser símbolo de riqueza y posición social, muchos de los pintores renacentistas, entre ellos Giotto, Carpaccio, el Bosco y Van der Weyden incluyeron ejemplares de lebreles italianos en sus pinturas. Se cuenta que era tal la relación entre estos perros y la riqueza que un rey africano, Lobengula, cedió doscientas cabezas de ganado a cambio de un solo Lebrel italiano.

Compatible con tu mascota

  • Para mantener a tu pequeño lebrel sano y fuerte te recomendamos que le des un pienso de calidad como el de Fish4dogs para razas pequeñas.
  • Uno de los requerimientos de mantenimiento de estos peludos es el cepillado de los dientes. Es importante hacerlo regularmente y se sugiere que en lo posible la limpieza sea diaria. Para hacer esta tarea mucho más fácil te recomnendamos que pruebes con el cepillo de Petosan.
  • Esta raza es muy activa, por lo que necesita cubrir su cuota diaria de ejercicio, esto puede hacerlo jugando en el jardín de casa, especialmente si convive con otros perros, o saliendo a dar un paseo. Recuerda sacarlo siempre con una correa ya que es un perro que ama correr y puede que se escape o tenga un accidente. 
  • Para entrenarlo ten en cuenta que es un perro muy sensible, por lo que los entrenamientos deben ser del tipo que refuerce en positivo y no basado en castigos (como no recomendamos para ningún animal. En caso de que quieras informarte más sobre el entrenamiento básico de perros te recomendamos que leas este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *