Petraza: Mastín Italiano

Alba Petrazas, Petrazas Perro, Razas de Perros Grandes Deja un comentario

Aún no hay valoraciones.

Te invitamos a conocer al Mastín Italiano, un perro de gran lealtad que, como dijo un escritor, tiene el comportamiento y la competencia que uno esperaría en un guardaespaldas.

Historia del Mastín Italiano

Este peludo desciende de un antiguo perro molosoide romano, el canix pugnax. Al igual que sus ancestros, el Mastín Italiano fue utilizado para pelear en las guerras, como ayudante en actividades de caza mayor y para cuidar propiedades y ganado. Como muchas razas grandes, corrió peligro de extinción durante la Segunda Guerra Mundial, pero logró sobrevivir gracias a los amantes de la raza. El reconocimiento oficial de la raza fue en 1994 y, aunque en Italia hubo un número importante de ejemplares, actualmente ha desaparecido de gran parte del país quedando sólo algunos en Molise, Pulla y Basilicata.

Carácter del Mastín Italiano

Este peludo es sumamente inteligente y equilibrado. Aunque es ideal como guardián y protector por la lealtad que muestra con su familia, esta misma característica puede hacerlo un poco territorial y poco amigo de llevarse bien con otros perros o con los extraños. A pesar de su apariencia recia, es muy cariñoso con su familia y con los niños.

Características físicas del Mastín Italiano

Cabeza: grande y de tipo molosa. La piel que la cubre es firme y suave.

Cuerpo: la profundidad del pecho es equivalente a la mitad de la altura total del perro. El pecho es amplio y su apariencia es fuerte y musculosa.

Orejas: triangulares y de tamaño mediano.

Color: negro y diferentes tonalidades de grises, rojo y beige. Si el pelo es de color rojo o beige sólido, el perro tendrá una máscara gris o negra.

Pelo: corto, duro, brillante, denso y pegado al cuerpo. Tiene una subcapa que es fina en el verano y más gruesa en invierno.

Cola: de implantación alta y en línea con el lomo. Gruesa en la base y más fina hacia la punta.

¿Sabías que…?

El nombre por el que se conoce a este peludo en italiano, cane corso, da cuenta de las labores para las que se lo usó. Corso puede derivar de la palabra latina cohors que significa “protector” o “guardia” o de la griega kortos que hace referencia a la actividad de vigilar. Sea cual sea la etimología de su nombre, este mastín tuvo como principales tareas cuidar el ganado y las casas de los italianos.

Compatible con tu mascota

  • Recuerda siempre alimentar a tu mascota con pienso acorde a su edad y tamaño. Para razas grandes como este mastín una muy buena opción es el pienso de Arquivet.
  • Como muchos perros de gran contextura, este peludo puede sufrir displasia de cadera o problemas articulares cuando sea mayor, por eso siempre es buena idea suplementar su dieta con un condroprotector que le ayudará a evitar estos problemas.
  • Debido a que la piel de su cara forma pliegues, este can tiene más posibilidades de contraer infecciones cutáneas, por lo que es importante que te asegures de limpiarlos después de cada comida. Las toallitas de M-Pets serán grandes aliadas para esta tarea.
  • Esta raza requiere ejercicio frecuente. Si tienes un patio grande donde pueda correr a sus anchas, puedes limitar los paseos a tres veces por semana y hacerlos de media hora como mínimo. En el caso de que no cuentes con un espacio grande, te recomendamos sacarlo a pasear diariamente, por lo menos una hora, y con una buena correa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *