Petraza: Terrier australiano

Carlos Vidaller Santos Petrazas, Petrazas Perro, Razas de Perros Pequeños Deja un comentario

Aún no hay valoraciones.

Te invitamos a conocer a un pequeño pero excelente cazador de Australia que no tiene nada que envidiar a los sabuesos más grandes y fuertes: el Terrier australiano.

Historia del Terrier australiano

El desarrollo de la raza comenzó en Australia alrededor del año 1820 de la mano de los colonizadores británicos que llegaron al territorio. El cruce que realizaron para lograr esta raza buscaba un perro guardián que también mantuviera a raya a las ratas y otras alimañas. En 1850 se reconoció la raza con el nombre de rough coated terrier (algo así como terrier de capa áspera). En 1892 se la bautizó con el nombre que tiene actualmente y no fue hasta 1933 cuando fue reconocido oficialmente por el Kennel Club británico, después de haber participado en su primera exhibición en 1906 en la ciudad de Melbourne.

Carácter del Terrier australiano

Si bien en sus orígenes fue un perro de trabajo, el terrier australiano es también muy bueno como compañero de familia, ya que es leal y crea estrechos vínculos con sus dueños. Le encanta jugar con los niños y recibir su cariño. Es también fácil de entrenar, a pesar de tener un carácter un tanto testarudo.

Características físicas del Terrier australiano

Cabeza: larga, chata y de ancho moderado.

Cuerpo: largo en comparación con la altura del perro. De constitución robusta, pecho moderadamente amplio y profundo.

Orejas: pequeñas, erectas y terminadas en punta. Están separadas entre sí y no tienen pelo largo.

Color: azul, acero, gris oscuro, con marcas marrones en la cara, las orejas, la parte inferior del cuerpo, de las piernas y las patas.

Pelo: tiene una capa superior densa y áspera al tacto con pelos de aproximadamente 6 cm de largo y una capa inferior de pelos más cortos y suaves.

Cola: de implantación alta, recta (salvo en la punta que puede estar un poco curvada) y cubierta de pelo.

¿Sabías que…?

Para conseguir esta raza los colonos británicos realizaron cruces con cuatro tipos de terriers que importaron a su llegada a Australia, el Cairn, el Candie Dinmont, el Yorkshire y el Skye Terrier.

Compatible con tu mascota

  • Algunos terriers australianos pueden llegar a sufrir enfermedades endocrinas, principalmente la diabetes. Si este es el caso de tu amigo te recomendamos que lo alimentes con un pienso específico como el de Royal Canin formulado especialmente para este tipo de enfermedad. Recuerda siempre hacer los chequeos de salud correspondientes con tu veterinario.
  • ¿Qué peludo no disfruta de un paseo al aire libre con su dueño? Para que no te pierdas la oportunidad de disfrutar del paseo con tu mascota te recomendamos que la lleves con un arnés como el de The Company of Animals que, además de servir para el adiestramiento, reparte la tensión de la correa evitando los tirones en el cuello.
  • Otro problema al que es propensa esta raza es la dermatitis alérgica, por eso te sugerimos el uso del collar antiparásitos de Bayer que no solo mantendrá las pulgas y garrapatas a raya, sino que también ayudará a mantener su piel sana.
  • Ayuda a mantener limpio el pelo de tu terrier australiano con el cepillo de Zolux, que arrastra el pelo muerto de ambas capas, asegurándole una piel limpia y un menor riesgo de infecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *