Petraza: Terrier Tibetano

Alba Petrazas, Petrazas Perro Deja un comentario

Aún no hay valoraciones.

Hoy te presentamos a otro integrante del grupo perruno del Tíbet, el Terrier Tibetano, que junto al Spaniel Tibetano, el Mastín Tibetano y el Lhasa Apso ha acompañado a los pacíficos monjes.

Historia del Terrier Tibetano

Aunque la parte de su nombre que indica el origen de la raza es correcta, este perro es originario del Tíbet, no es realmente un terrier. Los occidentales, al ver su tamaño, decidieron que debía llamarse “terrier” y el nombre le quedó por costumbre, pero la raza no está relacionada ni por temperamento, tipo de trabajo, ni sangre con los verdaderos terriers. Los primeros ejemplares aparecieron y se criaron en el aislado Valle Perdido y habitaron los monasterios budistas, siendo relacionados con esta filosofía y con el Dalai Lama. Si bien son mayormente considerados como perros de compañía y guardianes, durante gran parte de su historia trabajaron cuidando rebaños.

Carácter del Terrier Tibetano

Aunque suele ser un tanto reservado con los desconocidos, el Terrier Tibetano es sumamente cariñoso y leal con su familia humana. Es ideal como perro de compañía y le encanta jugar, por lo que es una buena elección para familias con niños. Este pequeñín es pura alegría y disfruta de las salidas a pasear tanto como de los juegos en el jardín de la casa.

Características físicas del Terrier Tibetano

Cabeza: de largo mediano; ni muy ancha, ni muy angosta.

Cuerpo: compacto, fuerte y cuadrado. Preparado para la velocidad y la resistencia. Sus patas planas y semejantes a zapatos para la nieve le permiten trepar y saltar por las rocas más afiladas.

Orejas: en forma de V y colgantes.

Color: se aceptan todos los colores y combinaciones.

Pelo: capa doble. La subcapa es suave y lanosa y lo aísla de las inclemencias. La capa exterior es larga, abundante y fina y puede ser lacia u ondulada.

Cola: de largo medio, con mucho pelo y de implantación más bien alta.

¿Sabías que…?

También conocida como “el perro sagrado del Tíbet”, en tiempos antiguos esta raza fue considerada como un amuleto de buena suerte. Si alguien quería que sus amigos, vecinos o familiares fueran afortunados, les regalaba un pequeño Terrier Tibetano. Se cuenta, incluso, que a quienes visitaban el Valle Perdido del Tibet se les obsequiaba con uno de estos perritos para que no tuvieran problemas en el peligroso camino que debían hacer para regresar a sus casas.

Compatible con tu mascota

  • Al ser una raza acostumbrada a la dieta de los monasterios, es mejor darle a tu terrier un pienso de muy buena calidad, pero de fácil digestión, como el OptiDigest de Purina ProPlan.
  • Algo que habrás notado con solo ver una foto de este peludo, es que su melena requerirá un poco de cuidado. Con 2 o 3 veces que lo cepilles por semana, mantendrás el pelo de tu mascota fuerte y saludable. Para el cepillado te recomendamos la carda flexible y doble de Artero, que desenreda y elimina el pelo muerto en cada cepillada.
  • Aunque esta raza disfruta del ejercicio y las caminatas al aire libre, a muchos terriers tibetanos les gusta elegir una ventana, una escalera o un balcón de la casa desde donde puedan vigilar y ejercer de centinelas. Si este es el caso de tu mascota, recuerda siempre las recomendaciones para prevenir accidentes domésticos.
  • A la hora de entrenar a tu mascota, el clicker de Trixie te resultará un gran aliado. Esta raza es muy inteligente y aprenderá rápidamente,por lo que es muy adecuado trabajar también ejercicios que le obliguen a estimular su mente. Si quieres saber un poco más sobre métodos para entrenar a tu perro, te recomendamos leer este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *