Petraza: Tonkinés

Alba Petrazas, Petrazas gato Deja un comentario

Aún no hay valoraciones.

Te invitamos a seguir leyendo para descubrir cuál fue el resultado que obtuvieron dos mujeres al cruzar siameses con birmanos, el gato Tonkinés.

Historia del Tonkinés

Esta raza es el resultado de la cruza entre el Siamés y el Birmano. Wong Mau, la primera gata de esta raza, llegó a EE. UU. en 1930 y los criadores de gatos birmanos trabajaron con ella para lograr aislar el gen que da el color sepia al pelo. En el año 1960 Jane Barletta comenzó a trabajar en la creación de una raza que estuviese entre el Birmano y el Siamés. Al mismo tiempo, en Canadá, Margaret Conroy también experimentaba con la cruza de estas razas. Más tarde, ambas mujeres aunaron esfuerzos y lograron crear a la raza tonkinesa que hoy conocemos.

Carácter del Tonkinés

A este pequeño peludo no habrá nada que lo haga más feliz que pasar tiempo contigo, ya sea en tus piernas, tu hombro o, simplemente, siguiéndote a donde sea que vayas. Son gatos sumamente inteligentes, con muy buena memoria y una gran fuerza de voluntad, por lo que a la hora de entrenarlo deberás ser muy paciente. Les encanta jugar con sus juguetes preferidos, inventar juegos o pasar tiempo con otros gatos. Son felinos realmente sociables, tanto que puedes dejarlos a cargo de los invitados mientras tú preparas la cena, ya verás cómo los entretiene. Disfrutan mucho de estar con niños y con los otros animales de la casa. Aunque no son tan parlanchines como los siameses, les encanta conversar y esperan que les dediques toda tu atención mientras te hablan.

Características físicas del Tonkinés

Cabeza: corta y en forma de cuña modificada. Un poco más larga que ancha. Visto de frente, la alineación de la cabeza y las orejas dan la imagen de un triángulo equilátero.

Hocico: mediano y bastante ancho.

Orejas: más largas que anchas. Amplias en la base y con punta ovalada. Tamaño mediano y ubicadas casi al lado de la cabeza.

Ojos: tienen la forma de un hueso de melocotón, más redondeado en la parte inferior y en proporción con el resto de la cara. De tamaño mediano y ubicados con una buena separación entre ellos. Pueden ser de color sepia, dorado verdoso, amarillo verdoso, azul o celeste.

Patas: ovaladas y medianas.

Cola: más ancha en la base, pero no gruesa y terminada en una punta roma.

Color: saturado y parejo, sin puntos oscuros o cantidades de pelos blancos. El pelo puede ser más claro en las raíces.

Pelaje: pelo de largo medio y con una voluptuosa densidad, aunque de trama cerrada. Fino, sedoso y suave con un brillo lustroso.

¿Sabías que…?

El tonkinés es sumamente juguetón y no solo disfruta jugando con su familia o sus juguetes, sino que también adora pasar tiempo con otros animales y usar su cola como juguete.

Compatible con tu mascota

  • Te invitamos a probar a darle a tu mascota el pienso de True Instinct que contiene todos los nutrientes necesarios para la salud de tu gato, además de un sabor exquisito para que disfrute comiendo.
  • Para mantener libre de pelo muerto a tu gato es necesario que lo cepilles con frecuencia, por lo que te recomendamos el Furminator para gatos, con el que no quedará ni un pelo muerto en el pelaje de tu mascota.
  • Como a estos gatos les encanta jugar con la cola de otros animales, ¿por qué no regalarle descanso y entretenimiento en la misma cuna de Ferribiella?
  • No dejes nada al azar, protege tu casa y a tu mascota de accidentes con la puerta magnética para gatos de Petsafe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *